Bajo el signo de abril,

con la piel a la intemperie

Escribo

Escribo porque es catártico, psicodrenante, disentérico, emético, liberador y sanador, me permite “mirar”. Lo terrenal está todo aquí y se “ve”…

Yo quiero “La Mira”

- La mujer de abril -

sábado, 24 de septiembre de 2016

¡ Feliz Universario Mamá !




Mamá es canción infantil
Comida caliente
La mano que me lleva a la escuela

Saltar la cuerda
Conserva de coco
Ángel de la Guarda al dormir

Mamá es olor a limpio
Omnipresencia
Casa
Raíz
Útero
Ancla

Gracias, mamá

#Lamujerdeabril

domingo, 18 de septiembre de 2016

La Luna pasta ...




La Luna se refleja

en el ojo de la vaca

y no es la Luna

tampoco el ojo

ni otra cosa


Es tan solo el instante en que la Luna pasta


#Lamujerdeabril

jueves, 21 de julio de 2016

Cosas de árboles / La mujer de abril



Cosas de árboles eso de mutar la savia
y convertirla en verdes degradé para que la acaricie el viento
Ofrecernos ese caleidoscopio de luz
cuando tumbados a sus pies miramos el cielo entre sus hojas
inundándonos el sol las retinas

Cosas de árboles el recordarnos la Alegría
al abrigar en sus ramas el trino de los pájaros
y danzar brazos abiertos con el canto de la brisa
Es cosa de árboles ser amigos cómplices bajo su sombra
y susurrar su mejor consejo al auscultar su dura concha

Cosas de árboles su presencia
reproduciendo el ciclo vital, la vida misma:
semilla, existencia, fruto, retorno
sus copas siempre al cielo, de regreso al origen circular

Cosas de árboles es Dar, dar y dar
solo saben de eso
Abraza al que salga a tu  paso en el camino
Escúchales
Son custodios, maestros divinos

Venerables

su aliento de clorofila
es el aliento de Dios.    


#Lamujerdeabril

domingo, 17 de abril de 2016

Memoria


Cerrar los ojos
enmudecer el pensamiento
restarle vigilia a la abulia
tener la cordura en preaviso

Querer hacerle una hendija al instante
para rozar de nuevo el esplendor
de aquellos días de relámpagos y truenos
donde desvaría insomne


                                          la memoria

#Lamujerdeabril

                                                                                                         La Guardia / isla de Margarita

Ser madre...



Ser madre es convivir con un grito mudo en el vientre
una sensación de haber sido mordida por dentro
                                                                             que no se quita
un estigma doloroso
una herida que no cierra
un punto de partida sin retorno.

Es tener el temor perennemente acechándote en la nuca
un contrato de letras chiquitas
una culpa, una bendición, la incertidumbre misma
una maleta llena en la mano aunque no se vaya de viaje
un pensamiento obsesivo
un ayer, un hoy, tal vez un mañana;
la siempre “sagrada mamá” de los hijos

Ser madre es una concesión que no caduca
un cordón umbilical al infinito
una tarea inconclusa, reprochable, de reprobación
                                                                               constante
Un Grand Prix sin premio
un estudio sin título, un rol sin crédito
un hacer inauditable.

Ser madre es un compromiso inmanente, con todos sus soles y lunas.

#Lamujerdeabril

Ser madre de Armando y Mariana...

jueves, 31 de marzo de 2016

Bienvenido abril...

  

                                                                                        #Lamujerdeabril

sábado, 12 de marzo de 2016

De prolongado estío… #Lamujerdeabril




I

Consulto el oráculo en el remolino de polvo al fondo del callejón.

II

Las hojas en gradientes caen, mimetizando a la lluvia

III

Se nos ha borrado la memoria del agua

IV

La lluvia es tema de ciencia ficción

V

No hay verde, ni sepia

VI

La nostalgia se ha equivocado de estación

VII

El sol es un verdugo hachador de retinas

VIII

Los árboles escaldados alzan sus brazos al cielo, 
claman por el nido caído, esperanza fallida

IX

La desesperanza es un eco en el fondo del tinajón

X

Los gusanos mariposa se han mudado de la Vara de San José

XI

El Almendrón no entra en diatribas y espera estoico

XII

El Roble sucumbe, el Nim toma el testigo

XIII

El ciclotímico Apamate  aún espera vestirse de rosa

XIV

La Acacia religiosamente se cuelga los aretes

XV

Las hormigas desvarían sobre caminos de olvido

XVI

La transpiración no calma la sed

XVII

El cielo es un azul único que las pupilas no alcanzan

XVIII

Solo las veraniegas son felices

XIX

Es marzo de pies descalzos y alma baldía
  
XX

¿Se habrá saltado el rigor la primavera?



#Lamujerdeabril
#marzo2016







domingo, 13 de diciembre de 2015

Como Yo....


Como rama agitada al viento/queriendo alcanzar el cielo para despeinar las nubes/

Como piel de malecón/curtida de sol mediano/

Como agua de tinajón/verdeando la garganta/

Como Yo/





#Lamujerdeabril
Faro Punta Ballena

#MargaritaIslaBonita





sábado, 14 de noviembre de 2015

Llueve sobre mojado


El mundo bipolar,
ahora es globalizado
El "sistema" continúa reclutando ganado
Love&Peace la mas grande de las utopías
Y los gays, chivos expiatorios de todo lo malo.

Vivimos en una sociedad excelsamente hipócrita

Muchos creemos aún en las alucinaciones de Lennon::
Imagine, Lucy is in the sky with diamonds!
Marilyn sigue siendo la mas amada
Y el gran logro de la era tecnológica
estar i n c o m u n i c a d o s

Los hombres en su afán metrosexual
se han vuelto varones caricaturizados
de desodorizadas pieles lampiñas
que desorientan al instinto.
Las mujeres ajustadas a la moda, 
cultoras de la apariencia y el qué dirán,
olvidan su identidad
y se parecen mas a un marshmallows.

Los Politicos, grandes depredadores de este tiempo, solo dejan caca a su paso
Los violadores siguen absueltos
Los delincuentes vulneran con metrallas y granadas

El Papa insiste en que el Amor es el Gran Poder de Dios

Mientras tanto,
Alicia sigue masturbándose
detrás del espejo
y tsunamis y terremotos
quieren hacernos entender
cuán equivocados estamos

Seguimos sin saber quiénes somos
mucho menos para donde vamos
El Sol sigue ahi como un soldado
La Luna crece, se plena y mengua
No terminamos de ponernos de acuerdo
aunque a ello estemos condenados
... Bla, bla, bla, bla, bla
Y sigue lloviendo sobre mojado

#Lamujerdeabril





#Desidentificación

Hombre contra el Hombre, aniquilación

Rezamos un nuevo Credo: Odiar es mejor que Amar


Politica-Economia-Religión, tentáculos verdugos del Ser humano


Poder, poderoso, pútrido. nos divide y clasifica


Terror y Miedo nos hacen borregos


Zombies, anónimos, desidentificados

Bélico, el dioma planetario 


Asi nos domestica esta cultura de muerte



#Lamujerdeabril




viernes, 4 de septiembre de 2015

De vuelta a casa


Hace un año que te fuiste y yo recién vuelvo a casa,Papá

Un año ya que no andas por estas calles, un instante o una eternidad tal vez; según los lentes con que se vea, un año de un tiempo lineal, circular, elíptico o tal vez inexistente; una paradoja, pues el tiempo aunque impalpable, deja sus huellas al pasar. Tal vez nunca sepamos realmente de que se trata, pero todos coincidimos en llamarlo tiempo, al menos eso es lo que nos han contado. 

Sea una cosa u otra, un misterio no develado; tal vez porque así debe y tiene que ser

Este año que transcurrió estuve de viaje al tiempo pasado, a mi pasado más remoto, que es decir, el de mi infancia. Este año no estuve aquí; me fui a buscarte a mi pasado, pues en ese lugar es en donde estarás siempre; este año que pasó estuve ausente del tiempo presente, me fui con una maleta vacía, pretendiendo traer muchas cosas, pero finalmente estoy de vuelta sin maleta siquiera; entendí que debí también dejarla allá.

Emociones intensas me ataron de manos y pies, velaron mis ojos, desconectaron mi mente; mi audición auscultó el silencio, en cuyo fondo el vacío talló mis tímpanos hasta ensordecer mi alma.

El corazón quedó al mando hasta henchirse de lágrimas y ahogarse, para luego, tocado el fondo, amanecer el dia de hoy en esta orilla de playa.

Tu partida la vivencié detrás de una vitrina, dentro de una caja de cristal; mirando escondida detrás de la puerta como te alejabas; la única manera que hallé para que todo pareciera ajeno a mí, para asirme a la idea de que todo aquello no era conmigo, creyendo asi no me doliera..... Error

Nos domestican con una idea tan absurda de la muerte; nos han condicionado a ser una cultura de muerte, no de vida. De apego no de amor. De éxito, con el error y la frustración como tabú. De competencia no de compartir. Egoicos, enredados en nudos umbilicales.

Ha sido alquimia, este año Papá, un viaje al fondo del mortero para pisarme los dedos y escaldarme los cueros. ¡El dolor es tan hermoso!

Es increíble estar de vuelta sin maletas ni souvenirs.

Balancearme en el columpio, pasear por cada rincón, escuchar nuevamente palabras y frases, mirar sonrisas, sentir besos y abrazos, leer cuentos, escuchar música juntos, acatar regaños, dejar cada cosa en su lugar, todo limpio, sin polvo, regar las matas, cerrar la puerta pero sin pasarle llave (no hay por qué) y partir de regreso, agradeciendo cada instante recordado.

Tu recuerdo debe ser eso Papá: la impronta determinante de mi presente sin nostalgia, sin dolor. Tu amor ahora me rodea toda y abraza sin brazos, me mira sin ojos, me ama sin tiempo ni espacio. ¡Qué fortuna sentirlo!

Gracias por el amor Raquel y por la mayéutica Emiliano 

Estoy de vuelta al presente sin las maletas que tampoco necesitaré en el futuro.


Te amo.

Emilia


Con mi Papá (1966)


miércoles, 2 de septiembre de 2015

‪#‎Propósito


Oído inútil, el sordo
Grotesca la sonrisa que es mueca
Falsa la palabra, mentira
Si no proviene del corazón

Beso no tibio es muerto
Saliva estéril, la sin pasión
Abrazo sin lazo desune
Amor sin comunión se extingue

Mirada sin pupila no conecta
Sexo sin amor, solo ejercicio
Vida sin vivencia no es tránsito
Uno solo es nadie.

‪#‎Lamujerdeabril



Foto de Nicolas Serrano Fotógrafo / @Nicolook 

jueves, 9 de julio de 2015

Casi azul...



Ella hoy está ausente
Vacía
No está llena

No se deja mirar
Ni abrazar
Está esquiva

Difuminados sus bordes
pretende desapercibirse
Lavada su cara
ya no es plateada fiesta

Va vestida de negro
confundida en la infinitud
Entre cometas y estrellas
Entre la marea baja y el cielo

Dice el hombre que está nueva
Podria decirse casi mar
Podria decirse casi cielo
casi azul

Almost blue.

#‎Lamujerdeabril

                       Almost blue/Chet Baker

Siempre....


#Lamujerdeabril

Ella presume entre las ramas
suda misterio entre las hojas
espía las ganas, acosa el deseo, seduce la voluntad.
Siempre,
Siempre

lunes, 6 de julio de 2015

Recuerdos de Lluvia: Principe de Lluvia y duelo



Los días de lluvia me llevan inexorablemente a la Nostalgia como una condenada a la horca, a la silla eléctrica o a la inyección letal; a mis favoritos días de lluvia de la adolescencia en Cagua, en mi cuarto – refugio perfecto para una incomprendida y rebelde adolescente con causa: Yo, que en lugar de huir, fumar marihuana o suicidarme; me desconectaba del mundo y me guardaba en la “Cápsula de Placer” el programa de Juan Francisco Champion, mi locutor favorito de Radio Latina 1470 Am (luego Latina 99. 1 Fm ) de Valencia-  y escuchaba a Donna Summer cantando Mac Arthur Park y a Andy Gibb I Just Want To Be Your Everything o a Marvin Gaye Merci, merci, merci me… What´s going on, mientras hacía catarsis con la mejor galleta de chocolate del mundo, la “Carlton” de Savoy, que mordisqueaba a pedacitos y de a poco con mis incisivos delanteros tirada en la cama, ojos al techo, concentrada en las gotas de lluvia cayendo en el patio.

Por aquellos días de nostalgia que llueven en mi mente, también ocurrió mi encuentro con la Poesía y la novela; Papá me regalaba a Neruda, pero también a García Márquez y yo sustraía de su biblioteca a Bécquer, pero también de allí a un libro de Filosofía que me parecía fascinante, su autor: Juan David García Bacca, de cuando Papá estudiaba Filosofía y Letras en la UCV.

Los días de lluvia están en mi memoria, no se secan, en ellos continúa lloviendo todavía.

Días lluviosos también fueron aquellos en donde junto a mis amigas de siempre leíamos y analizábamos La Casa verde de Vargas Llosa, novela compleja, de lectura nada fácil, para presentar el examen de Castellano en el liceo.

Recordando bien esas aguas, debo reconocer que mi primera “con-moción” con el arte escrito, fue con María de Jorge Isaac; aún recuerdo como lloré sentada en mi silla de extensión en el patio tras la lectura de la última línea del capítulo final de la novela y alzando mi vista al cielo vi como las nubes iban una tras otra en una procesión de lamentos, tras la muerte de María; fue así como entendí eso de la “humanización de la naturaleza” por el estado anímico del escritor, que nos explicaba nuestra profesora de literatura en clases.

Fue también en un domingo de lluvia, que conocí a mi más grande amor platónico; un príncipe azul que en lugar de espada, portaba una pluma que escribía letras doradas y publicaba en una columna del “Papel Literario” de El Nacional, un amor perfecto cuyos poemas yo fantaseaba escribía para mí;  lo esperaba con ansias buscándolo entre el hojerío de periódicos que armaba mi Papá en la sala los domingos en casa.

Era el objeto de mi amor un estudiante de Filosofía y Letras de la ULA, un joven poeta rebelde, intimista, con la rebelión individual como bandera; un soldado de la revolución del amor; quien luego me enteré cambió posteriormente las letras por las leyes del hombre y terminó siendo abogado. Lo amé profundamente, su nombre Tarek William Saab; si, el mismo que hoy es un fantasma de si mismo, militante y cómplice de una revolución del absurdo, actualmente Defensor del Pueblo y proclamase también de los Derechos humanos en este país.

¿Cuán equivocado y cierto puede ser el amor a la vez, no?
¡Cuán extremista, perfecto, hermoso y feo al mismo tiempo! pero en fin, “Amor” al fin, el motor que mueve al mundo y lo mueve desde siempre.

El amor me con-mueve aún hoy; me asombra, me deja sin piso y sin cabeza, con solo el corazón; y así aspiro siempre me ocurra, me acontezca, dándole sentido a la vida.

Elijo recordar aquellos días de “amor literario” con Tarek, como escribió una vez Luis Alberto Crespo sobre él: “Leámoslo con un latido, una vehemencia y asimismo como una escritura que afirma su sonoridad y su solidez formal en la única tierra posible que pide la poesía para elevarse desde nosotros a la eternidad: la fidelidad interior, el fervor de más allá del cuerpo, cuya intemperie es el suspiro”.

Espero que algún dia él pueda releer este poema que escribió cuando era un “Príncipe de Lluvia”, que pueda leerlo una y otra vez en la intención de rescatarse en mi memoria, y así pueda saltar al abismo,

¡Que salte!


EXISTO

Existo como una prolongación ausente
del paisaje
(a media luz del viento
en vano dormimos al sol de mapanares)
Ninguno sabe si habrá la hora de la calma
Ninguno sabe si habrá el tiempo donde algún caballo
resuene su signo sangriento en la llanura
Hoy que ningún pájaro vino a soñar en mi ventana
sólo un árbol guarda la memoria
“la rata dorada dio un salto en el vacío”
Tarek William Saab

#Lamujerdeabril

6/7/2015